Al final del último partido de infantil entre Peñaranda y Unionistas se produjo una tangana motivada por el escupitajo que un padre dirigió a un jugador rival que había estado realizando gestos inapropiados a la grada. NOTICIAS SYL SALAMANCA

Comportamientos violentos vuelven a salpicar el fútbol base, en esta ocasión en la provincia de Salamanca. El último partido entre los equipos infantiles de Peñaranda y Unionistas disputado en la localidad bracamontina terminó con una tangana que a punto estuvo de derivar en agresiones físicas de no ser por la mediación de quienes sí consideran el deporte como sólo eso, un juego, una competición saludable.

La polémica saltó porque hubo intercambios de entradas duras entre los jugadores durante el partido. Los ánimos estaban muy tensos y un jugador del Peñaranda realizó gestos inapropiados a la grada. Entonces, un padre de Unionistas le escupió. De hecho, el encuentro terminó con dos expulsados y siete amonestados con tarjeta amarilla, algo impropio para un partido de infantiles.

FUENTE: https://www.noticiascyl.com/salamanca/deportes-salamanca/2018/10/31/comportamientos-violentos-vuelven-a-salpicar-al-futbol-base/

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *